Yuli me regala su virginidad en el baño de su casa

Yuli organizó una fiesta con todos los amigos de la generación. Por mi mente estaba la fantasía de que con un poco de alcohol se le subiría la calentura y al final podría probar de su panochita. Dios me escuchó y el pronóstico se cumplió. En el mismo baño de su casa la Yuli me regaló su virginidad. Acepto que aunque estaba muy ajustada no creí su historia del todo. Pero en medio de sus pujidos no pude dudar que de cualquier forma estaba disfrutando de mi verga como una puta tal cual. Me vine una y otra vez tras probar aquel culo de fantasía