Una rica mamada y cogida con esta guerita sabrosa

Dicen que las morenas son las más calientes en la cama pero para mi que cada quien habla como le va en la feria. Esta zorra es una guera de poca monta que de buenas a primeras se metió en mi cama. La muy puta no necesitó ni de unos billetazos para que se animara. Creo que solo andaba buscando la primera verga que se le pusiera en el camino para dejárse coger. No había conocido zorra más caliente que esa bendita guera. Y dejen ustedes lo caliente, unas nalgotas de poca madre y su concha tan ajustada fueron el plus del asunto. Por si eso fuera poco se sabía unas posiciones para coger que hasta me hicieron terminar más rápido. Palabra que esa guerita caliente me dio la mejor cogida de mi vida.