Par de vecinos me empalan entre los dos

Mis vecinos tienen la fama de que siempre llevan puta a su casa para echarse unas orgías bien buenas. Confieso que más de una vez he mojada mi ropa al imaginar a esas mujeres siendo cogidas por ese par de vergas al mismo tiempo. No pasó mucho antes de que pudiera comprobar con mi propia panochita lo dulce de esas metidas. Solo por curiosidad fui a visitarlos y entre la platica decir que mi cuerpo ya necesitaba una cogida. Los machos no se hicieron los difíciles y para rápido ya tenía una verga entrando por mi concha y la otra limándome la garganta.