No me resisto a la verga de mi padre y me dejo coger hasta sin condón

Con solo escuchar tremendas cogidas que le propina a mi madre yo ya estoy chorreando mis calzones por la calentura. Ni que decir de cuando tuve su verga en mi cara por primera vez. Hay que ver como soy de puta pero la verdad a ese trozo de placer no hay quien se le resista. Me encanta que mi padre me deje caer todo el peso de su calentura. Coge tan sabroso que a veces me dejo coger hasta sin condón. Dejando el riesgo de que me embarace y sea el padre de su propio nieto. Pero es que cuando ando tan cachonda ni siquiera me pongo a pensar con claridad porque solo me interesa que ya me la meta hasta el fondo. Y él no es de los que piensan tampoco, se avienta a la brava y me deja bien rellena de su lechita