Mi puta madrastra me coge mejor que las nalgas de mi esposa

Las cosas con mi esposa no van bien desde hace tiempo pero la historia con mi madrastra es diferente. Ella se enteró que mi esposa y yo no tenemos vida sexual de un tiempo atrás y se aprovechó de mi. Me agarró un día de debilidad para darme la cogida de mi vida. Con toda la experiencia que tiene me demostró que una panocha no tiene que ser nueva para hacer sentir a un hombre los placeres del sexo. Terminé varias veces y todos se los aventé adentro a la putita. Me preocupa ser el padre de mi hermanastro