Mi novia anda en sus días y así se la dejo ir

La putita de mi novia dándome la panocha con todo y sangre la desgraciada. Esta cogida ya estaba planeada y todo estaba pagado para desperdiciarlo todo por que a mi morrita se le ocurrió tener su visita mensual ese día. Con todo y sangre se la tuve que dejar ir en ese hotel de paso. Debo confesar que me dio un poco de asco saber que mi verga se estaba revolviendo con esos liquidos pero con el paso de las metidas empecé a sentir bien sabroso. Mi verga quedó bien manchada pero no me importó porque pocas veces se puede dar el lujo de penetrar una nena en sus días.