Mi cuñada se empina para que le deje ir la verga por el culito

La hermana de mi esposa se empinó el otro día para que la empalara. La muy desvergozanzada se atrevió a mencionar que si un hombre se le ponía enfrente al mismo que le daría las nalgas. La sentí como indirecta y le contesté que yo por igual me cojo a cualquier puta que se me atraviese. No dijimos m,ás pero nuestros aparatos sexuales ya estaba sacando chispas por dentro. Aproveché la ausencia de mi esposa para subir a mi cuñada a la recamara y ahí donde mi esposa me pone sus nalgas, yo penetré la panocha de su puta hermana. Debo confesar que el cuerpo de mi cuñadita está mucho mejor que el de mi mujer.