Mi amiga me paga una apuesta en su traje de puta

Nunca pensé que una treta tan pendeja me fuera a funcionar. Pero creo que no contaba con que mi amiga es una zorra de las buenas. La apuesta era que si yo ganaba, se vestiria para mmi en un traje de lencería y me bailaría como una puta. Mi plan era que después de eso se calentara la perrita y terminaramos cogiendo. Y como parte de un sueño todo salió justo como lo esperaba. Cren que en realidad el plan también era de ella y perdió esa apuesta a propósito. Como sea que haya sido lo único seguro es que me cogí a mi amiga vestida en su traje de lencería y me enloqueció poder penetrar esa concha finalmente. La dejé escucrriendo en sus jugos.