Mecánico infiel me compensa con mecos las fallas de mi auto

Siempre que llevo mi auto al mecánico no puedo evitar sentirme desnuda con las miradas que me lanza el señor. Hasta el día de hoy su esposa siempre le hacía compañía y supongo que por esa causa el no se me había aventado. Pero ese día me llamó a mi sola diciendo que me había desmadrado el auto y me entregaría una compensación. Llegué pensando que me ofrecería repararlo gratis de por vida pero solo me llevé una manoseada de puta. Como pulpo empezó a meterme mano por todo mi ser, no pude evitar calentarme porque soy una putita por dentro. Al final pasó lo que tenía que pasar y terminé bien cogida por el mecánico.