La suegra quiere lechita y yo se la di

A la suegra lo que pida si me dio a su hija, pues ahora me toca hacerla feliz, es que vivimos juntoos y pues ahora que se puso caliente me toco darle su lechita, ya que le hacemos, ella es toda una caliente putita que le encanta la verga no habia tenido oportunidad de cogermela, pero ahora que y aaflojo, me la voy a tener que coger cada que tenga  oportunidad por que la verdad es que si es muy fogosa la canija perrita cogelona.