Esta nalgona no llena de verga, ya van tres veces que el marido la encuentra cogiendo. Él tiene que aguantar porque tiene disfunción.


Descripción Compartir Categorías

Esta es la tercera vez que Rocío es sorprendida mientras montana una sabrosa verga en la sala, pero no tiene otra opción porque su marido tiene disfunción eréctil. La joven esposa no tiene la culpa de poseer un culo de tamaño monstruo que necesita de mucha verga para estar satisfecho, ni tampoco tiene la culpa de que su marido tenga la verga más flácida que un fideo. Así que la culona está en todo el derecho de montar poderosas vergas, por eso mete al vecino y le rajan chingón a la panocha. El vecino le dice a la esposa fogosa: “¿no hay pedo porque te cojo y tu marido está en su cuarto?” Ella dice: “si no se le para verga, entonces que me deje coger con quien sí se le para la verga”. Y es así como Rocío goza de la verga del vecino, sólo basta ver cómo menea el culo cuando coge.

Categorias: Porno Mexicano
2 min
Videos relacionados