“En la fila de supermercado conocí a una madura muy urgida, me llevó a su casa y me mamó golosamente la pinga”.

Descripción Compartir Categorías

“Luego de hacer todas las compras, tomé mi lugar en la fila de la caja. Entonces noté que la mujer enfrente de mí tenía un culo redondo y nada despreciable. Por desgracia, ella me descubrió mirándole las nalgas. Yo giré la cabeza hacia otro lado, pero sentí un apretón en mi verga. Ella sonrió y me dijo que si quería más la siguiera a su casa. Por alguna razón no me resistí y fui a casa de la vieja puta. La muy zorra caminaba delante de mí para que viera como meneaba las nalgas. Pero cuando llegamos a su casa, se volvió más perra todavía. La madura se quitó las pantimedias y se rascó la panocha frente a mí, estaba peluda y llena de mocos. Luego me desabrochó el pantalón, tragó mi verga a toda velocidad. Desafortunadamente, la vieja puta me sacó la leche antes de tiempo y no pude cogérmela”.

Categorias: Casero
14 min
Videos relacionados