Cuando hay ganas de trabajar, no importa que debas darle las nalgas a un pendejo. Así alcanza sus mentas una chichona.

Descripción Compartir Categorías

Hace un par de meses que ella se graduó de la universidad, pero ya consiguió su primer puesto ejecutivo. Aquella tarde llegó a una entrevista de trabajo, donde obtuvo el puesto de ayudante. Como esto no le pareció, pidió hablar con el gerente. Cuando estuvo frente a él le dijo que estaba dispuesta a todo. Acto seguido se quitó la camisa y desnudó sus enormes pechugas. El entrevistador la miraba impactado, mientras ella seguía quitándose la ropa. Después, la morrita puta subió al escritorio, abrió las piernas, frotó su vulva. En ese momento, el caballero desabrochó su pantalón a toda prisa. Con los calzones atorados en las rodillas, comenzó a sumir su falo en la vagina. No pasó mucho tiempo cuando él estaba empapado de sudor. Ya faltaba poco para el clímax, así que ella lo invitó al piso donde lo cogió de reversa. En medio de los sentonazos, la eyaculación explotó y él gritó: ¡contratada, contratada!

Categorias: Serviporno
12 min
Videos relacionados