Con mi ex novio no paramos de coger ya es un vicio

La cosa empezó tranquila. Primero solo eran unos buenos fajes en casa. Subimos de tono y se la empecé a mamar en el cine y el me hacía chorrearme en los restaurantes. Ahora ya somos unos viciosos del sexo y cogemos a todas horas y en cualquier lugar. Siempre que estoy con él me invade una calentutra inexplicable y me dan ganas de sentir su verga entrando a mi cuerpo para saciarme. Creo que él siente lo mismo porque siempre jala cuando le digo que necesito su leche llnándome la alcancía. Confieso que a veces me siento como una puta fácil por andar cogiendo a cada rato pero es una necesidad de mi cuerpo que no puedo dejar pasar.