Casada insaciable se enamora de mi verga dura

Esta casada se llevó un bajón cuando topó a su esposo en la cama con otra mujer. Para mi fortuna yo estaba cerca para hacerle olvidar ese momento. No le importó con quien ni donde. En el primer hotel que se puso de camino fuimos amantes por una noche. Su panocha era un animal ambriento que no permitía la salida de mi verga. Como si la estuviera deborando sentía la presión de sus paredes apretando mi duro miembro. Desconozco el por que su esposo le puso el cuerno pero agradezco al de arriba por eso