Una mujer no sabe qué tan puede ser hasta que conoce a un hombre con una verga gigante y se vuelve su vicio.

Descripción Compartir Categorías

Cada vez que el marido se lleva a los hijos a casa de abuela, ella aprovecha para gozar la verga jugosa del su amante colombiano. Si bien ella siempre había sido una madre muy presente en la convivencia de sus hijos, el conocer a un negro sudamericano la cambió completamente. En el gimnasio conoció a un moreno que le enseñó cuan puta y mala perra podía ser con tal de comer una verga gigante. Así pues, en esta tarde la casa está sola y ella puede saborear con calma el garrote enorme del amante. Sentada sobre sus talones, dos grandes bolas de carne maciza se desparraman, son perfectas nalgas blancas. Con su lengua, hace figuras caprichosas en la punta del pito. Es imposible que el mulato no ponga los ojos en blanco. Sin embargo, quien casi se desmaya a causa del goce fue la mujer infiel. Bien empinada, recibió el tolete de burro con el orto abierto.

Categorias: Xvideos
13 min
Videos relacionados