Una madura descarada le dice a su hijo que se salga a jugar, porque vino el amigo a darle una buena sobada.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Todos los miércoles sucede lo mismo, la madura le dice a su hijo que salga a jugar al parque. Según ella, necesita estar a solas con su amigo el sobador. De este modo, el chico sale de la casa y la mujer la utiliza como escenario porno. Ahora bien, llaman a la puerta, se trata del amigo de las manos milagrosas. Ella lo hace pasar cuanto antes, pues necesita su masaje. Así que el viejo mañoso se desnuda, luego se sienta en el sofá con la verga parada. En seguida, la madre infiel monta sobre la verdura y permite que el amante juegue con su culo. Así pues, el masajista está sobando las pinches nalgotas de la vieja infiel que no para de menear el bote. Además, los gritos de la mujer son tan fuertes que todos los vecinos ya saben que está echando brincos sobre una buena verga erecta.

Categorias: Maduras Etiquetas:

Comentarios

5 min 11.685 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…