Se excita, siente fuego en las tetas, cuando mama una verga pierde el control y necesita los mecos en sus pechos.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Tremenda bestia sexual que Juan llevó a su departamento. Cuando él la vio en el bar quedó hipnotizado por sus gigantescas tetas. Se animó a hablarle y tras unas cervezas la chichona lo siguió a su departamento. Una vez en el lugar, comenzaron las cachonderías. Él no paraba de apretar sus enormes tetas, también las mamaba locamente. Al cabo de un rato, las tetas de esta puta estaban llenas de baba. Brillaban como dos lunas llenas. Sin embargo, la chichona apenas comenzaba a ponerse caliente. Ella quería chupar el chorizo, pues la sensación del pene en su boca la enciende como caldero. Así pues, la vieja tetona mamaba salvajemente, escupía el camote y luego lo tragaba hasta la garganta. A medida que ella mamaba, sus pezones se hacían más y más grandes. Tuvo la necesidad de azotar la verga contra sus tetas, de aprisionarla y hacerla explotar en chorros de blancos mecos.

Categorias: Sexmex Etiquetas:

Comentarios

5 min 3.829 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…