¿Qué me has hecho?, ¡por qué tengo un enorme agujero en el culo! Nunca pensé que fuera tan duro ser una reina del anal.

Descripción Compartir Categorías

Ya estaba harta de que mi marido se jalara la verga mientras se soñaba practicando sexo anal con unas zorras. Así que esa mañana le dije que si tantos eran sus deseos de fornicar por el culo, lo hiciera conmigo. –Si te rompo el ano, te voy a destrozar el recto y nunca me perdonarás. Me dijo esto, acto seguido le arranqué la sábana y devoré su verga. Así mismo, reconozco que nunca le había tragado el falo de ese modo. Él apretaba las cobijas y hacía gestos de placer, que me hacían fantasear con el anal. Finalmente lo conseguí, mi marido me puso en cuatro patas. Entonces separó mis nalgas y escupió en mi orto, sentí una flema entre mis nalgas. Después, un tren de carne maciza me reventó el orto. Al principio fue doloroso, pero luego enloquecí. Mi cola padecía un incendio, él hacía crecer las llamas al cogerme.

Categorias: Maduras
10 min
Videos relacionados