Por nada del mundo se pierde las clases de cocina, sobre todo porque el chef tiene una verga de calidad gourmet.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Es imposible para una mujer madura pasar un día entero sin una gran verga. La única solución que se le ocurrió fue ir a clases de cocina, seguramente conocería a alguien ahí. Sin embargo, fue el mismo chef quien terminó dándole banquetes de verga. Desde el primer día, el cocinero no le quitaba los ojos de las tetas. Incluso le arrimaba la verga cuando le daba algunos consejos culinarios. Llegó una tarde en la que todos los alumnos se retiraron temprano, entonces el chef se quedó a solas. Sin pensarlo le apachurró las tetas, luego las lamió. La puta madura encontró lo que buscaba, así que se dejó consentir. Pero unas mamadas en los pezones no serían suficientes. Así que pasaron a coger en la barra de la cocina. El cocinero estaba acostado, mientras que ella se daba unos intensos sentones en posición de sentadilla. Desde entonces nunca falta a clases de cocina.

Categorias: Maduras Etiquetas:

Comentarios

6 min 1.094 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…