Morrita anda de traviesa y la castigan con sexo anal chingón. Ella se frota el clítoris para gozar más.

Descripción Compartir Categorías

La morrita dormía en su cama, cuando entró el tío. El wey estaba muy encabronado porque la morra le había tomado dinero del cajón. Ella juró que no tenía el dinero, así que el tío comenzó a trasculcarla. Mientras metía la mano en sus tetas, se reía, porque su plana había resultado. Como el viejo cachondo también le tocó el panocho, la morrita se puso cachonda. Por eso comenzó a gritar: ¡Sí, yo fui y me metí los billetes en el culo! Esto excitó al pariente, quien pronto la puso en cuatro patas. Con el calzón atorado entre las piernas, el tío usaba su lengua para saborear el rico culito de la chica. Después, aspiró un poco de mocos y los escupió en el fundillo. Como si la mucosa fuera un lubricante, sumió el camote. La verga se hundía en las profundidades del orto. Mientras tanto, la chamaca se frotaba el gordo clítoris inflamado.

Categorias: Colegialas
12 min
Videos relacionados