Las dos hermanas son unas ninfómanas que no aguantan las ganas de chuparle la verga al tío, por debajo de la mesa.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Memo es un hombre de 40 años que nunca se casó porque era muy solitario, pero ahora de viejo las morritas mueren por su verga de toro. No sólo las hijas de sus amigos le han dado las nalgas, sus mismas sobrinas le ofrecen el chocho. Si bien él ha rechazado romperles la vagina con su camotón, esta vez no pudo salvarse. Mientras tomaba el desayuno con su hermana, las hijas de esta se metieron debajo de la mesa. El par de putas desabrochó el pantalón y liberó la gigantesca verga del tío. Las morritas mamaban el trozo de carne y lo mordisqueaban, también se besaban entre ellas. El tío no quería delatarlas y montar un escándalo familiar, pues la hermana estaba en la cocina y no se enteraba. Sin embargo, cuando la mujer volvió vio los dos culos empinados de sus hijas. Pero en lugar de enfadarse, se sumó al placer del incesto.

Categorias: Incesto Etiquetas:

Comentarios

6 min 5.324 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…