¡Hija de la chingada! La doña sabe que tiene unas nalgotas y se da unos sentones de reversa para enloquecer al marido.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Cuando una hembra sabe lo que tiene, se convierte en una hembra peligrosa. Esta madura sabe muy bien que su marido se derrite ante las culonas, por eso aprovecha sus atributos. Teniendo en cuenta el amor del marido por los culos, la vieja no duda en comprar lencería que haga resaltar su fabuloso pedorro. Así es como el día de ayer, la señora le dio un cachondo regalo a su macho. Durante todo el día, ella estuvo esperando su regreso. Quería que la viera en unas mayas que tienen un agujero en el trasero, ella sabía que al marido le gustaría ver su culo y cogerla. Así fue como pasó, el marido llegó a casa y quedó hecho un estúpido cuando vio a su hembra con mallas. La muy cachonda, se puso a mamarle la verga de rodillas. Ella quería que el tronco estuviera bien duro, porque no se iba a bajar de él sin la pucha eyaculada.

Categorias: Culioneros Etiquetas:

Comentarios

7 min 14.719 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)
Cargando…