Escuchó ruidos en la casa y descubrió que era un ladrón, así que no lo dejó escapar hasta sacarle todos los mecos.

Descripción Compartir Categorías

Por fin se encontraba sola en la casa, así que aprovechó para picarse la panocha. De este modo, la chamaca se rascaba los cabellos rubios de la vagina, luego sumía los dedos en el coño. Cuando los retiraba, un moco transparente se columpiaba entre sus dedos. Se los metía en la boca. De pronto, escuchó un escándalo en la cocina, así que salió corriendo y descubrió a un ladrón. Al analizarlo, notó que llevaba un gran bulto entre las piernas. Por esta razón se lanzó contra el intruso, para inspeccionar el bulto. Se trataba de una verga descomunal, pero ella no podía creerlo. Así que desenfundó esa pistola y comprobó que era de pura carne maciza. La muy puta pidió disculpas y suplicó que la dejaran mamar. El ratero aceptó, a cambio de que no llamara a la policía. De esta forma la morra se llenaba la boca con una verga de burro.

Categorias: Brazzers
7 min
Videos relacionados