Ella tenía muchas ganas de fornicar pero no quería dejar de ser virgen, así que la única solución fue chingarla por el ano.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Después de fajarse con el novio, las ganas de coger fueron insoportable y cedió al placer de la carne, pero por el culo. El novio escupía la punta de su pinga y frotaba la salchicha en los labios vaginales de la morrita. Pero ello no quería abrir las piernas, pues soñaba con guardar el coñito rico para el que fuera su marido. De este modo, el morro tomó la decisión de cogerla por el ano. Así pues, de nuevo arrojó abundante saliva en la cabeza del miembro. Sin avisar, el cabrón enterró todo el leño en el recto. Ella sintió un calambre, de la punta del ano hasta la base de la nuca. Después, la musculatura se relajó y fue capaz de sentir el salvaje placer anal. Ahora bien, ser una principiante no la detuvo, pues se colocó en cuatro patas y lloró de placer gracias al intenso sexo anal.

Categorias: Escorts Etiquetas:

Comentarios

5 min 15.641 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 1,50 de 5)
Cargando…