El tío encontró a su sobrina en la cocina robando los cubiertos, como es una perra mala él tuvo que castigarla.

Descripción Compartir Categorías

Este hombre maduro encontró a su sobrina robando los cubiertos de la cocina. Como la cabrona ya se había llevado cosas de la casa anteriormente, la castigó. Lo primero que hizo fue bajarle los leggings para darle unas buenas nalgadas. Como la morra forcejeaba, el tío le bajó los pantalones con todo y tanga. Unas enormes nalgas se desbordaron, eran blancas y chapeteadas. El tío se quedó sin habla, en tanto que ella ya sabía cómo salirse con la suya. La sobrina culona le dijo al tío que podía mamarle el culo hasta saciarse, luego ella haría lo suyo con la verga. Como el tío es un goloso amante de las culonas aceptó. Se acostó en el suelo de la cocina, encima de él la tremenda culona ponía sus nalgas. En una posición similar a la de una sentadilla, la sobrina puta gozaba de la lengua traviesa del maduro. Sin embargo, lo prometido es deuda y ella tuvo que hacer una gran mamada.

Categorias: Gordibuenas
7 min
Videos relacionados