El sobrino encontró a la tía recién bañada, con gotitas de agua en su gran culo, y no pudo evitar culiarla golosamente.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Un adolescente de 18 años fue a casa de su tía, una madura bien culona de 30 años. La verdad es que al morro le gusta visitarla para verle el pedorro. Por lo general el morrito se esconde para mirarla en tanga y jalarse la verga. Sin embargo, esta vez una fuerte emoción en el pito lo llevó a penetrar a esa vieja culona. Así pues, el jovencito caminaba por la casa cuando vio una puerta abierta. Al asomarse encontró a la escultural hembra desnuda y de espaldas, gotas de agua escurrían por todas sus curvas. Sin pensarlo, el morro se quitó toda la ropa y entró caminando de puntitas. No hacía falta estimular el camote, pues ya estaba erecto y ansioso. Ahora bien, en un movimiento ágil y violento, el sobrino atrapó a la tía nalgona de las caderas y le clavó el genital. Sin darle tiempo de reacción, el chamaco envistió las nalgotas como un loco lujurioso.

Categorias: Xvideos Etiquetas:

Comentarios

5 min 6.404 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…