El esposo no es celoso, por eso deja que el amigo de su esposa le agujere el culo mientras a él se la chupan.

Descripción Compartir Categorías

Mientras al esposo le mamen rico la verga, no le importa que otro macho destroce el ano de su vieja. Desde que eran novios, el esposo sabía muy bien que su hembra era una puta resbalosa. Ahora que se han casado y tenido hijos, las cosas son iguales. La señora ha sido sorprendida cogiendo de perrito en la sala varias veces. Con la intención de resolver problemas, el marido aceptó coger en trío todo el tiempo. La vieja puta está más feliz y perra que nunca, por eso invitó a un amigo. Los maduros cachondos se acomodaron en el sillón, donde ella se metió en cuatro patas. Con su boca roja y húmeda, chupaba la verga del marido. Mientras tanto, el amigo invitado le penetró el ano. El fundillo de la esposa puta hacía presión y succionaba la verga, provocando que la verga del amigo se ponga más dura y entre más fuerte.

Categorias: Infieles
2 min
Videos relacionados