Dos señoras adineradas contrataron un stripper el fin de semana y saciaron las ganas de practicar anal con un semental.

Descripción Compartir Categorías

También las mujeres tienen aventuras y contratan sexo servidores, como las vecinas de un residencial que contrataron un gigoló. Cuando llegó el fin de semana, las mujeronas dijeron a sus esposos que pasarían el fin de semana en la casa de campo. Bajo el pretexto de la relajación, las señoras se quedaron a solas y contrataron un semental. Con dicho hombre, las putas dieron rienda suelta al vicio del sexo anal. En el patio de la casa, una de las señoras deslizaba su lengua sobre el ano palpitante de la otra. Mientras tanto, el invitado se jalaba el garrote y lo hacía crecer cada vez más. Cuando consiguió una erección extraordinaria invadió el fundillo de la primera madura. La mujerzuela gritaba y agradecía por el placer anal. Después, la otra madura acomodó el salchichón en su hoyo y pegó duros brincos. Para terminar, las mujeres devoraban el pito que había visitado sus intestinos.

Categorias: Culioneros
5 min
Videos relacionados