Dejé al fontanero reparando una fuga y cuando volví el cabrón se estaba culiando bien chingón a mi pobre hija.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

A causa de una fuga, la señera marcó a un fontanero para que pusiera la manguera en su lugar pero no la pucha de su hija. Tras recibir las indicaciones de la ama de hogar, el hambre se puso a trabajar. Cuando volteó la vista, notó que la hija de la señora paseaba las nalgas por la sala. La pequeña puta llevaba puesto un short de licra muy corto, así que se le miraba la mitad del jamón. El trabajador trató de concentrarse, pero la morrita paraba más el culo y se movía como si tuviera comezón en la cola. El fontanero no lo soportó más y le frotó una de las llaves en el culito. La muchacha obtuvo lo que buscaba, así que agradeció con una mamada. Temiendo que lo fueran a acusar de abuso sexual, no perdió el tiempo y cogió a la chica. Abierta de patas, gozaba una vergota.

Categorias: Casero Etiquetas:

Comentarios

7 min 12.494 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…