Basta con que le metan la cabeza del pito en el orto para que se le escape una sonrisa traviesa y cachonda.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Por la tarde, Juana fue recoger el dinero de tanda a casa de una vecina, pero terminó recogiendo un pitote en la cola. El marido de la mujer le dijo que la señora no estaba en casa, pero él podía ayudarla. Como el viejo no tenía dinero para pagar, le propuso lo siguiente: te voy a hacer eyacular chorros de agua de la panocha como si fueras una fuente. Acto seguido se presionó el camote para presumir su descomunal talla. Dominada por la curiosidad puso la mano en el bulto, al sentir la carne firme se mordió los labios. Sin dudarlo, desabrochó la bragueta y le dio unos chupetones al miembro erecto, que parecía una mazorca de dos kilos. Por si fuera poco, la grandísima puta se tragó todo el tolete. Cuando desocupó su garganta, subió al sillón y paró el culito, invitando al vecino a que la jodiera por el ano. De este modo, le dejaron caer un falo tan grueso como un brazo completo.

Categorias: Sexmex Etiquetas:

Comentarios

5 min 7.259 visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…